Sra. Ministra, Bolonia no nos cuadra.

aeiou-ministra.JPG

 

Javier Sánchez*

El pasado lunes 5 de febrero, unos cuantos estudiantes de la Universidad de Murcia cerramos los libros y abandonamos las bibliotecas por unas horas. La razón era la visita de la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, para inaugurar el IV Foro de la ciudadanía, de título “Hacia un Espacio Europeo de Educación Superior”, que organizaba la Fundación Alternativas.

Según el diccionario de la RAE, foro es una “reunión para discutir asuntos de interés actual ante un auditorio que a veces puede intervenir”. Así que confiados por la definición, sabiéndonos ciudadanos e interpelados como estudiantes por el tema a tratar decidimos participar.

Nuestra intención era plantearle a la ministra algunas cuestiones e inquietudes que nos provoca el proceso de Bolonia. No vimos necesario ocultar nuestra inicial actitud crítica, por lo que esperamos al coche oficial portando una pancarta con la leyenda “Bolonia no nos cuadra”, firmada por la asociación universitaria AEIOU.

Paralelamente, otros compañeros intentaban informarse sobre la sala en la que se iba a impartir el coloquio. La primera persona a quien preguntan, les dice que no hay tal coloquio, que la ministra sólo asiste a inaugurar el Foro y se marcha. Posteriormente se nos dice que sí hay coloquio, pero es cerrado y es para “autoridades”.

Insistimos en que nos dejen participar, o que al menos al final del “coloquio cerrado” se nos deje realizar preguntas. “No es para eso”, es la respuesta. Decidimos entonces hablar con un profesor nuestro que asistía al acto, para que al menos uno de nosotros pudiera expresar nuestras posturas. Este profesor apoya nuestra presencia, y se muestra dispuesto a cedernos su invitación, para que un estudiante vaya en su lugar. Tampoco resulta.

Cuando la ministra entra, una compañera le grita “¡Ministra, no dejan a los estudiantes pasar!”, a lo que ésta responde “¿Y qué hago yo? ¿Me quejo?”. Viendo que ni la ministra tenía mano para que nos dejaran pasar, tuvimos que cambiar de táctica. Aprovechando la entrada de la gente joven de la prensa, tres de nosotros acabamos llegando a un patio donde la ministra inauguraba el Foro. En su breve discurso remarcó la gran oportunidad que supone la convergencia europea para la universidad española, la necesidad de aumentar la competitividad y el anhelo de convertir la universidad europea en un atractivo para estudiantes de todo el mundo.

De haber tenido la palabra, nos hubiera gustado problematizar su discurso. ¿Por qué esa gran oportunidad no ha sido protagonizada autónomamente desde la Universidad y nos la han tenido que otorgar nuestros ministros? ¿Competitividad supone introducir la flexibilización, precariedad y falta de derechos, que ya conocemos en nuestro competitivo mercado laboral? ¿Por qué la prioridad es atraer alumnos y profesores del mundo y no asegurar el acceso universal a la educación superior de los estudiantes de los propios países europeos?

Sin preguntas, tras su discurso, la Ministra y las “autoridades” fueron a encerrarse a un salón adjunto. Ya que nosotros no podíamos formular preguntas, pensamos hablar con los periodistas que estaban allí, contarles la situación y pedirles que plantearan por nosotros algunas cuestiones de interés para los estudiantes.

Ante bastantes cámaras, explicamos que los estudiantes estamos preocupados por el aumento de las tasas en el segundo ciclo, donde se triplica el precio del crédito. Estas medidas no van en el sentido de promover un acceso universal a la Universidad.

Explicamos que no podemos estar de acuerdo con los préstamos-beca, ya que desde nuestra apuesta por la educación pública, la financiación de la Universidad debe cargarse sobre Administración Pública, y no sobre el estudiantado.

Por último, denunciamos la falta de una ley de acompañamiento de financiación en la nueva LOU, que también exigía el PSOE en las movilizaciones contra la LOU del anterior gobierno. Desde luego, parece más necesaria que nunca, con todas las innovaciones que dicen que le espera a la Universidad española.

aeiou-ministra2.JPGPues bien, cuando se marcharon los periodistas, no desistimos y seguimos esperando un encuentro con la ministra. En nuestra espera, conocimos a una mujer (bastante maja) de la fundación, que después nos facilitaría el acercarnos a Mercedes Cabrera. Y así fue, concluido el “coloquio cerrado”, llegó el turno del riguroso aperitivo. Por fin, un compañero de la asociación pudo hablar con la ministra, pidiéndole que volviera a Murcia para mantener un encuentro abierto con los alumnos. A la ministra le pareció adecuada su propuesta, y dijo no tener ningún problema en hablar con los estudiantes. Algo paradójico, pues nosotros si tuvimos bastantes problemas para hablar con ella.

Terminado el acto, volvimos a nuestros libros y nuestras bibliotecas, con la renovada certeza de que nosotros, los estudiantes, somos los que tenemos que atajar el déficit de debate que existe en torno a la convergencia europea. Porque nosotros, al fin y al cabo, somos los más interesados en una educación pública y de calidad.

*Estudiante de Filosofía en la Universidad de Murcia. Miembro de la Asociación de Estudiantes de Izquierda por Otra Universidad (AEIOU).

  • Trackback are closed
  • Comentarios (0)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: